miércoles, 1 de junio de 2011

Mi entidad financiera


Escoger una entidad para cubrir tus necesidades financieras actuales y futuras, empezando por la operativa bancaria.

Siempre he disfrutado del máximo número de servicios para mi operativa bancaria a coste 0, aunque creo que cada vez me piden más requisitos para conseguirlo. Por lo tanto, al final me decanto por escoger una entidad que disponga de una oficina cercana donde poder acudir a pedir el retroceso de las comisiones que me van cargando.

¿Pero, quién ha dicho que en el transcurso de tu vida tu entidad es la más adecuada para cubrir tus nuevas necesidades financieras? En muchas ocasiones tu banco te ofrece productos a mayor coste que en otras entidades.

¿Cómo que quién lo ha dicho? Se sabe, los bancos ofrecen a sus propios clientes productos a mejor coste, siempre ha sido así.

El objetivo de los bancos es ofrecer los productos y/o servicios que más beneficio les aporta según sea el negocio al que se han especializado. Aunque a simple vista disponen de un amplio abanico de productos muy similares, la realidad es que hay entidades dirigidas principalmente al negocio del “spread bancario”, otros al ahorro e inversión... además de estar más enfocados a las empresas o a las familias.


El negocio más rentable es el “spread bancario*” por lo que la mayoría de las entidades se dedican principalmente al crédito y para captar capital a bajo coste ofrecen depósitos a sus clientes. Su clientela demanda principalmente financiación por lo que sus productos suelen ser más accesibles, aunque conlleva a sus clientes un mayor coste. Este suele ir dirigido a empresas y particulares con necesidad de financiación.


Por otro lado están las entidades especialistas en el ahorro, la inversión y la jubilación. Su clientela demanda principalmente el ahorro y por eso disponen de productos más que interesantes para el ahorrador pensando siempre en el largo plazo. Además, aunque no es su principal negocio, la financiación suele ser a bajo coste ya que son productos dirigidos a complementar una necesidad puntual de su clientela. Este suele ir dirigido a las familias.

¡Entonces en importante escoger bien una entidad u otra según las necesidades de cada uno!

¡No saques conclusiones aún! Los bancos te ofrecen sus servicios por aportar tus ingresos. ¿Y, cómo cubren tus nuevas necesidades financieras con el paso del tiempo? Una vez cambien tus necesidades y solicites algún producto el banco no se va a adaptar a ti. Te ofrecerá los productos que tenga disponibles, aunque estos no sean los más adecuados para cubrir tus necesidades.

¿Cómo elijo una entidad financiera?


Para empezar, apunta en un papel los principales productos y/o servicios que puedes necesitar en la actualidad y en el futuro.

Lista las entidades financieras especializadas en los productos y/o servicios que pueden ser de tu interés.

Elimina las que su solvencia esté en entredicho.

Entrevistate con los gestores de las diferentes entidades financieras. Deberías hacer una serie de preguntas que te ayuden a conocer la información suficiente para tomar la decisión. El enfoque va a depender de cada uno, pero los puntos a tener en cuenta suelen ser los siguientes:

- ¿Me atenderá un profesional especialista al solicitar asesoramiento financiero?

- ¿El coste de la financiación es el adecuado a mi perfil?


Sigue eliminando las que tengan un mayor coste por los servicios que te ofrecen.

Para finalizar, elige como mejor opción aquella en la que disfrutes de buena relación con tu gestor y que como entidad cubra plenamente tus necesidades.

Asegúrate de que la entidad está inscrita en el Banco de España



*El Spread Bancario.

Se le llama spread bancario a la diferencia entre la tasa pasiva y la tasa activa.

Por ejemplo el banco recibe un depósito de 10.000 € y se compromete pagarle al depositante una tasa de 2,25%. A continuación viene el banco y toma estos 10.000 € y se los da como préstamo a una tercera persona, cobrándole el 12,5%.

En este caso, el spread o ganancia del banco es del 10,25% de 10.000 €, que es 1.025 €.

Tu ganancia es del 2,25% de tus 10.000 €, que es 225 €.


Las comisiones bancarias.



La banca para continuar con su modelo de negocio inicia su expansión en países subdesarrollados como en América Latina donde hay falta de educación financiera.